lunes, 20 de septiembre de 2010

Honduras reforzará la vigilancia para evitar el ingreso de los pandilleros


Las autoridades de Honduras anunciaron hoy que reforzarán la vigilancia para evitar el ingreso de pandilleros salvadoreños tras la entrada en vigor el domingo de una ley que penaliza la pertenencia a pandillas en El Salvador.

Los ministros hondureños de Defensa y Seguridad, Marlon Pascua y Oscar Álvarez, dijeron a periodistas, por separado, que el Ejército, la Policía y otras instituciones coordinarán acciones en pasos fronterizos y zonas de alta actividad de pandillas en Honduras con el fin de detectar la presencia de pandilleros salvadoreños.

“No vamos a permitir que los pandilleros salvadoreños conviertan a Honduras en un centro de descanso”, aseguró Álvarez, y añadió que las autoridades hondureñas estarán atentas para “detectar movimientos irregulares de pandilleros”.

Explicó que para ello se harán operaciones en puestos aduaneros y pasos sin control de la frontera con El Salvador, y se investigará en barrios y otras zonas de Honduras donde hay mucha actividad de pandillas o maras.

Pascua, por su parte, remarcó que “es peligroso” que pandilleros salvadoreños se refugien en Honduras por temor a la nueva ley que en su país penaliza desde ayer la pertenencia y financiación de pandillas.

Las fuerzas de seguridad de Honduras buscarán impedir que “personas que ya llevan un cartel delictivo bastante amplio puedan ingresar al país para continuar haciendo acciones ilegales en nuestro territorio”, afirmó el ministro hondureño de Defensa.

“En esto tiene que haber una coordinación de todas las instituciones involucradas, todos tenemos que participar y en forma conjunta apoyarnos para evitar que esta situación se vaya a dar”, manifestó Pascua.

Ambos ministros pidieron a la población que informe a las autoridades si detecta la presencia de personas extrañas en su lugar de residencia.

En Honduras está vigente desde 2005 una reforma de un artículo del Código Procesal Penal, conocida popularmente como “ley antimaras”, que establece condenas de hasta 30 años de cárcel para los jefes de pandillas y 20 para los que solamente son miembros, en ambos casos por el hecho de serlo.

También establece multas de 100.000 a 300.000 lempiras (de 5.291 a 15.873 dólares).

Agencias

Comparte en Redes sociales

Las claves se entregan por correo debes estar inscrito en youtube

Honduras reforzará la vigilancia para evitar el ingreso de los pandilleros
4/ 5
Oleh