viernes, 11 de marzo de 2011

Autoridades japonesas intentan controlar riesgo de accidente nuclear



autoridades japonesas se esforzaban la mañana del sábado por controlar el riesgo de accidente nuclear en dos centrales del noreste del país después del fuerte sismo que asoló la región.

Un nivel de radioactividad mil veces superior a la normal fue detectado en la sala de control del reactor número uno de la central Fukushima 1.

Las funciones de enfriamiento estaban inoperantes en tres reactores de una central vecina, Fukushima 2, según las informaciones del operador recogidas por la prensa.

El primer ministro japonés, Naoto Kan, ordenó a unas 45.000 personas que evacuen la zona en un radio de 10 km alrededor de la central Fukushima 1 debido a un riesgo de fuga radioactiva, según el Ministerio de Industria.

La Agencia de Seguridad Industrial y Nuclear, citada por la televisión pública NHK, declaró que existe un riesgo de escape radiactivo al nivel del reactor número 1, pero sin peligro para la población circundante.

También se ordenó la evacuación en un radio de 3 km alrededor de la segunda central.

"Los habitantes están invitados a evacuar en calma", aconsejó un responsable de la Agencia.

Las autoridades nipones dieron autorización excepcional para abrir las válvulas del reactor número uno de Fukushima 1 para liberar vapor radioactivo y aliviar la presión interna que había subido a un nivel muy alto, según el operador.

En esos dos reactores se habían señalado problemas de temperatura con anterioridad y las Fuerzas Aéreas estadounidenses suministraron productos especiales para esa central.

"Una de las centrales (japonesas) soporta una fuerte presión desde el terremoto y no tenía bastante liquido de enfriamiento. Los aviones de la US Air Force pudieron suministrárselo", explicó la secretaria norteamericana de estado, Hillary Clinton.

Las centrales Fukushima 1 y 2 las explota la compañía Tokyo Electric Power (Tepco).

Situadas a unos 250 km al norte de Tokio, en la región afectada por el violento sismo de magnitud 8,9 registrado el viernes, aprovisionan a parte de la capital y sus alrededores.

Soldados de las Fuerzas de Autodefensa (ejército japonés) con trajes de protección nuclear (NBC) fueron enviados a las centrales para comprobar la situación.

Japón cuenta con más de 50 reactores nucleares, todos ellos situados cerca de las costas.

La central más importante del país, que aprovisiona a Tokio, Kashiwazaki-Kariwa, en la prefectura de Niigata (centro-norte), más alejada del epicentro del sismo, seguía estando operacional.

Esta sucesión de problemas se produce después de que once reactores situados en las zonas más afectadas se detuvieran inmediatamente después de registrarse el sismo más violento de la historia en Japón, seguido de un tsunami que alcanzó 10 metros de altura en las costas de la ciudad de Sendai.

La catástrofe se ha cobrado 436 muertos en diferentes partes del norte y este de Japón, 725 desaparecidos y 1.028 heridos, según el balance actualizado a las 09H00 del sábado (00H00 GMT) por la policía.

Comparte en Redes sociales

Las claves se entregan por correo debes estar inscrito en youtube

Autoridades japonesas intentan controlar riesgo de accidente nuclear
4/ 5
Oleh