martes, 4 de enero de 2011

Lenta aplicación de medidas para alertar de tsunamis en la costa


A 10 meses de ocurrido el terremoto y tsunami que azotó las costas del centro sur de Chile, Viña del mar y Valparaíso responden lentamente a las promesas que sus principales autoridades hicieron y que, justamente, buscaban darle más seguridad a la población.

Mientras en Viña del Mar, aún no hay novedades de la alarma de tsunami que se aseguró que se compraría para alertar masivamente por la llegada de un fenómeno de estas características, en el puerto sigue pendiente el pintado de casas desde la cota 30, que busca darle elementos de fácil identificación a la gente para saber cuando se encuentra a salvo.

Estas demoras alcanzan notoriedad pocos días después que un sismo grado 6,9 en la escala de Richter, no sólo sacudiera a varias comunas del sur, sino que también obligara al desplazamiento de comunidades completas hacia sectores elevados de sus poblados en las Regiones Octava y Novena, por miedo a que el mar se recogiera para luego destrozar todo a su paso. Tal como sucedió en el archipiélago de Juan Fernández.



SIRENA PENDIENTE



Consultada respecto de la instalación de una sirena en la parte alta de la ciudad, la alcaldesa Virginia Reginato informó que “no la hemos comprado, pero indudablemente la vamos a comprar, porque creo que es importante tenerla”.

Afirmó del equipamiento, que tiene un costo de 40 millones de pesos y cuya compra requiere de la aprobación del Concejo Municipal, que “estamos barajándolo, para tenerla, porque creo que es importante estar preparados”.

Interrogada respecto del plazo que se han colocado en el municipio, entendiendo que el terremoto ocurrió en febrero del 2010, respondió que “no nos vamos a poner plazos porque nosotros, estos recursos, los tenemos considerados en el presupuesto de un año para otro”.

Sin indicar cuando específicamente, aseguró que se darán “un plazo corto” para contar con la sirena. “No depende sólo de mí”.

Junto con señalar que durante la alerta de tsunami que afectó a esta zona, días después de ocurrido el terremeto, “la gente supo donde tenía que dirigirse y lo que tenía que hacer”, indicó la jefa comunal que este año reforzarán la comunicación preventiva con quienes viven en sectores que, eventualmente, podrían ser afectados por el mar.



SEÑALÉTICA



¿Y qué pasó con la señalética que se instaló antes del terremoto?

El director de Emergencia y Protección Civil municipal, Jaime Grondona, aseguró que se renovarán partiendo desde Reñaca hacia el sur, debido a que muchas de ellas han sido robadas.

“La alcaldesa dispuso que se empezara gradualmente la renovación y reposición de la señalética. Vamos a partir por Reñaca, que es el sector donde ha sido más dañada por el tiempo y la salinidad, y por los robos-recuerdos”.

Estimó Grondona que en Reñaca se produjo el robo de “entre 20 y 30” señales, y la reposición completa será de 60.

En tanto, desde Las Salinas al estero Marga Marga, incluyendo las avenidas Jorge Montt y San Martín, se repondrán cerca de 100, debido a que han sido sustraídas 40 y otro número similar fue deteriorado por la acción del tiempo, mientras que 20 resultaron dañadas en accidentes de autos. Solamente hay en buen estado unas 20, dijo Grondona.

Y en el sector comprendido desde el estero Marga Marga hacia el pie de cerro y desde Recreo hasta Chorrillos, existen 65 señaléticas, de las cuales por accidentes se han roto 15, otras 30 han sido robadas y 10 se han deteriorado por la acción del tiempo. En ese sector, quedan en buen estado sólo unas 10, dijo el director.

A juicio de Grondona, “el recambio total debiera estar listo en abril”.



EN VALPARAÍSO



Aunque no se ha caminado todo lo rápido que se quisiera, la Municipalidad de Valparaíso dio cuenta de los avances que está concretando en seguridad y señalización.

Para el sector de Laguna Verde, gracias a la asociación público privada, ya se materializó la configuración de la red de evacuación para responder ante un posible tsunami. AES Gener aportó la señalética necesaria que guíe a los habitantes a lugares seguros.

Adicionalmente, en un trabajo de participación ciudadana que cuenta con el respaldo de Carabineros y Bomberos, se constituyó el “Comité de Emergencia de Laguna Verde”, que busca aportar en la prevención y combate de otros siniestros.

El alcalde porteño Jorge Castro agradeció el aporte realizado por AES Gener, destacando que iniciativas de este tipo “son las que deberían imitar otras empresas privadas”. De hecho, informó que para la instalación de señaléticas de evacuación en el anfiteatro de Valparaíso concluyó el diseño y ahora están buscando financiamiento privado.

“Nos llena de tranquilidad saber que un sector de la comuna ya cuenta con las medidas de seguridad necesarias para prever cualquier tragedia. Por lo que estamos trabajando en todo el plan de Valparaíso para implementar todas las medidas que comenzaron con la delimitación en la cota 12 de seguridad”.

El jefe comunal recordó que en 2010 se marcó con una línea amarilla la cota 12 en el sector de La Matriz, para graficar cuál es el área de inundación según registros históricos. Sin embargo, para evitar cualquier sorpresa, el estudio encargado por el municipio definió los puntos de seguridad en la cota 30.

“A la cota 30 tenemos conseguidas 33 casas en Valparaíso donde vamos a pintar las viviendas y poner una señalización de seguridad de tsunami. Y en el plan y anfiteatro habrá 130 señalizaciones de evacuación, para que la gente llegue zonas fuera de peligro. El proyecto terminó, y ahora estamos en vías de hacer efectivo el modelo, para lo cual estamos conversando con empresas privadas para financiarlo”. El proyecto global requiere una inversión de sobre 30 millones de pesos.

Mientras, Fidel Venegas, gerente AES Gener Región de Valparaíso, expresó su satisfacción por el trabajo realizado en conjunto con la Municipalidad de Valparaíso, por cuanto “se trata de una iniciativa que permite que tantos vecinos como quienes visitan Laguna Verde puedan hacerlo de manera segura, al saber cuáles son las zonas protegidas o resguardadas”.

La señalética emplazada en Laguna Verde corresponde a 6 letreros en el sector Edén Bajo, 10 en Otaegui y 1 en El Progreso.

En forma paralela, la dirección regional de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) y la Gobernación Provincial de Valparaíso monitorearon el 2010 los ajustes aplicados por los municipios a sus respectivos planes de seguridad, mientras que para el segundo semestre preparan un ensayo masivo.

Así lo destacó el gobernador provincial de Valparaíso, Pablo Zúñiga, quien dijo que “debemos acostumbrarnos a una cultura preventiva; los que estamos en el borde costero debemos buscar zonas seguras”.

Comparte en Redes sociales

Las claves se entregan por correo debes estar inscrito en youtube

Lenta aplicación de medidas para alertar de tsunamis en la costa
4/ 5
Oleh