¿Estamos ad portas de la década de América Latina?". Esta es la principal pregunta que intenta responder el último informe del Latinobarómetro, que desde 1995 realiza estudios de opinión pública en 18 países de la región. Las cifras reveladas ayer por este organismo dan cuenta de que Latinoamérica vive su mejor momento desde el punto de vista económico y el estado de sus democracias de los últimos 15 años. Tal como en años anteriores, Brasil es el líder regional indiscutido, mientras que la delincuencia se ha transformado en el principal problema para los habitantes del continente, superando al desempleo, que durante la última década había sido el mayor dolor de cabeza para los latinoamericanos.

Según el Latinobarómetro, desde 2004, la percepción de la delincuencia como problema grave ha aumentado sin interrupción, llegando a un 27% en 2010, su nivel más alto. Sin embargo, las personas que reportaron haber sido víctimas de delitos alcanzaron un 31%, su nivel más bajo en 15 años. El caso más extremo es Venezuela, donde el 64% se quejó por la ola de crímenes, aunque un 27% dijo haber sufrido algún tipo de delito. En el caso de Chile, el 22% optó por la delincuencia como el principal problema del país.

A su vez, el desempleo fue mencionado por el 19% de los latinoamericanos como el gran obstáculo de la región. En 2009, seis naciones dijeron que la desocupación era el principal problema, número que en 2010 bajó a tres (Paraguay, Colombia y Perú). Al mismo tiempo, Nicaragua, Ecuador y Bolivia señalaron los "problemas económicos" como el punto negro y sólo los brasileños pusieron a los "problemas de la salud" como el mayor desafío. La mayoría de los habitantes de los demás países de la región dijo que la delincuencia es el principal conflicto. En todo caso, si se suman las preocupaciones por el desempleo (19%), los problemas económicos (12%) y la pobreza (7%), finalmente, la situación económica es clave para el 38% de los latinoamericanos. De hecho, la Cepal estima que la tasa de pobreza aumentó de un 33% a un 34,1% en el último año, en la región.

Liderazgo de Brasil

De todos modos, hay optimismo sobre el futuro de la región. Brasil y Uruguay registran las opiniones más favorables sobre el estado de la economía, con 38% y 36% de visión positiva, respectivamente, mientras que en cinco países (entre ellos, México y Guatemala) esa percepción es de apenas un dígito. Respecto de la democracia regional, el Latinobarómetro da cuenta de que en los países donde hubo elecciones se optó por el continuismo (Colombia, Brasil, Costa Rica y Venezuela), con la excepción de Chile, único país donde hubo alternancia en el poder, con la elección de Sebastián Piñera.

Por otro lado, Venezuela es el país que presenta más apoyo a la democracia (84%), mientras que Guatemala es el que posee menos (46%). En todo caso, el 35% de los venezolanos está insatisfecho con el sistema de su país, mientras que la nación donde hay más descontento es Bolivia (36%), seguido de Perú (33%). También, el país donde mejor se aprecia un gobierno de tipo militar es Colombia (45%).

En otro tópico, el Latinobarómetro destacó que Luiz Inácio Lula da Silva pudo traspasarle su popularidad a Dilma Rousseff. Precisamente, Lula es el líder más popular, mientras que Fidel Castro es el más impopular (ver ranking). En cuanto a Brasil, el Latinobarómetro concluyó que no sólo es visto como el país con más liderazgo, por encima de EEUU., sino que su Presidente alcanza la misma valoración que Barack Obama en la región.
Chilenos: 63% prefiere la democracia

El Latinobarómetro dedicó un capítulo especial a Chile, el único país donde en 2010 hubo alternancia en la Presidencia. En cuanto a la democracia, el 63% de los entrevistados chilenos dijo apoyarla como el mejor sistema de gobierno, 12 puntos más que en 2008 y la cifra más alta desde 1996 (54%). En todo caso, sólo el 56% dijo estar satisfecho con la democracia. Al mismo tiempo, el respaldo al autoritarismo bajó de 19% en 1996 a un 11% este año. De acuerdo con el Latinobarómetro, la alternancia en el poder impactó "positivamente en muchos ámbitos. Por ejemplo, impacta en la imagen del Estado, ya que aumenta de 8% a 20% (entre 2009 y 2010) quienes creen que el Estado puede resolver los problemas". Por otro lado, el 16% dijo ser de izquierda, el mismo porcentaje que afirmó ser de derecha. A su vez, el 39% se definió de "centro" y el 20% dijo "ninguno".


aGENCIAS

Delincuencia supera al desempleo


¿Estamos ad portas de la década de América Latina?". Esta es la principal pregunta que intenta responder el último informe del Latinobarómetro, que desde 1995 realiza estudios de opinión pública en 18 países de la región. Las cifras reveladas ayer por este organismo dan cuenta de que Latinoamérica vive su mejor momento desde el punto de vista económico y el estado de sus democracias de los últimos 15 años. Tal como en años anteriores, Brasil es el líder regional indiscutido, mientras que la delincuencia se ha transformado en el principal problema para los habitantes del continente, superando al desempleo, que durante la última década había sido el mayor dolor de cabeza para los latinoamericanos.

Según el Latinobarómetro, desde 2004, la percepción de la delincuencia como problema grave ha aumentado sin interrupción, llegando a un 27% en 2010, su nivel más alto. Sin embargo, las personas que reportaron haber sido víctimas de delitos alcanzaron un 31%, su nivel más bajo en 15 años. El caso más extremo es Venezuela, donde el 64% se quejó por la ola de crímenes, aunque un 27% dijo haber sufrido algún tipo de delito. En el caso de Chile, el 22% optó por la delincuencia como el principal problema del país.

A su vez, el desempleo fue mencionado por el 19% de los latinoamericanos como el gran obstáculo de la región. En 2009, seis naciones dijeron que la desocupación era el principal problema, número que en 2010 bajó a tres (Paraguay, Colombia y Perú). Al mismo tiempo, Nicaragua, Ecuador y Bolivia señalaron los "problemas económicos" como el punto negro y sólo los brasileños pusieron a los "problemas de la salud" como el mayor desafío. La mayoría de los habitantes de los demás países de la región dijo que la delincuencia es el principal conflicto. En todo caso, si se suman las preocupaciones por el desempleo (19%), los problemas económicos (12%) y la pobreza (7%), finalmente, la situación económica es clave para el 38% de los latinoamericanos. De hecho, la Cepal estima que la tasa de pobreza aumentó de un 33% a un 34,1% en el último año, en la región.

Liderazgo de Brasil

De todos modos, hay optimismo sobre el futuro de la región. Brasil y Uruguay registran las opiniones más favorables sobre el estado de la economía, con 38% y 36% de visión positiva, respectivamente, mientras que en cinco países (entre ellos, México y Guatemala) esa percepción es de apenas un dígito. Respecto de la democracia regional, el Latinobarómetro da cuenta de que en los países donde hubo elecciones se optó por el continuismo (Colombia, Brasil, Costa Rica y Venezuela), con la excepción de Chile, único país donde hubo alternancia en el poder, con la elección de Sebastián Piñera.

Por otro lado, Venezuela es el país que presenta más apoyo a la democracia (84%), mientras que Guatemala es el que posee menos (46%). En todo caso, el 35% de los venezolanos está insatisfecho con el sistema de su país, mientras que la nación donde hay más descontento es Bolivia (36%), seguido de Perú (33%). También, el país donde mejor se aprecia un gobierno de tipo militar es Colombia (45%).

En otro tópico, el Latinobarómetro destacó que Luiz Inácio Lula da Silva pudo traspasarle su popularidad a Dilma Rousseff. Precisamente, Lula es el líder más popular, mientras que Fidel Castro es el más impopular (ver ranking). En cuanto a Brasil, el Latinobarómetro concluyó que no sólo es visto como el país con más liderazgo, por encima de EEUU., sino que su Presidente alcanza la misma valoración que Barack Obama en la región.
Chilenos: 63% prefiere la democracia

El Latinobarómetro dedicó un capítulo especial a Chile, el único país donde en 2010 hubo alternancia en la Presidencia. En cuanto a la democracia, el 63% de los entrevistados chilenos dijo apoyarla como el mejor sistema de gobierno, 12 puntos más que en 2008 y la cifra más alta desde 1996 (54%). En todo caso, sólo el 56% dijo estar satisfecho con la democracia. Al mismo tiempo, el respaldo al autoritarismo bajó de 19% en 1996 a un 11% este año. De acuerdo con el Latinobarómetro, la alternancia en el poder impactó "positivamente en muchos ámbitos. Por ejemplo, impacta en la imagen del Estado, ya que aumenta de 8% a 20% (entre 2009 y 2010) quienes creen que el Estado puede resolver los problemas". Por otro lado, el 16% dijo ser de izquierda, el mismo porcentaje que afirmó ser de derecha. A su vez, el 39% se definió de "centro" y el 20% dijo "ninguno".


aGENCIAS