sábado, 4 de diciembre de 2010

Crece incertidumbre en los empleados públicos por ola de despidos


Siguen los despidos en el sector público. Según cifras de la Agrupación de Empleados Fiscales (ANEF) , ya son más de 2500 sólo en esta semana, sumando ya cerca de 8 mil desvinculaciones desde marzo a la fecha.

Hoy en la mañana funcionarios afiliados a la ANEF efectuaron una manifestación de protesta en el Paseo Ahumada, frente a Mideplan, por 331 despidos en los últimos días en s reparticiones, como el propio Mideplan, Fosis, Injuv, Conadi y Senama.

Según Paul Laulie, dirigente nacional de la ANEF, las crecientes exoneraciones no tienen que ver con motivos de desempeño, señalando “en algunos servicios hemos detectado que los despidos son casi una cuota, o sea, servicios en que se ha despedido al 20 por ciento de los funcionarios de manera homogénea y en otros donde hemos tenido despidos en menor cantidad, pero lo preocupante es que ninguno de los despidos obedece a criterios adquiridos por el ministro de Hacienda que nos informó que las posibles no renovaciones de contrata irían por el lado de evaluación deficientes, cambio de perfil, fines de programa o rediseño institucional. Hasta el momento nada de eso ha sucedido y simplemente se ha despedido a gente fundamentalmente por criterios políticos”.

También esta mañana, trabajadores de la Asociación de Funcionarios de la Secretaria General de Gobierno acusaron a la ministra Ena von Baer de no escuchar sus reclamos por el despido de 150 trabajadores.

En el Sernam, los funcionarios acusaron el despido de 107 trabajadores, tanto a contrata, honorarios e incluso de planta, lo que corresponde al 25 por ciento de la dotación del servicio.

Andrea Figueroa, secretaria general de la Asociación de Funcionarios del Servicio Nacional de la Mujer, ANFUSAM, aseguró que es una situación muy compleja porque el 80 por ciento de las personas desvinculadas son mujeres, lo que contradice el objetivo de la ministra Carolina Schmidt de incorporar más mujeres al mercado laboral remunerado.

La dirigente gremial advirtió además que del grupo de personas afectadas hay cuatro mujeres a contrata con fuero maternal, a las que se les avisó que inmediatamente terminado su derecho serán despedidas.

Andrea Figueroa recalcó que la medida es incomprensible porque incluso algunos de los funcionarios recibieron hace un par de meses cartas personales de la ministra felicitándolos por su labor y criticó además la actual inflexibilidad de la secretaria de Estado del ramo.

“Tuvimos ayer una reunión con la ministra solicitada para ver si es que había alguna posibilidad de conversar respecto del tema, pero no hay ninguna. Ella simplemente dijo ‘Yo me estoy apegando a la ley y ésta respalda lo que estoy haciendo y aquí no hay despedidos’. Para nosotros sí 207 funcionarios están despedidos. Además argumenta que los profesionales del Sernam son excelentes trabajadores, pero que las personas que está despidiendo no saben trabajar en equipo, lo que es absolutamente falso”, indicó la dirigenta.

Según la secretaria general de ANFUSAM las jefaturas nuevas han hecho nuevas divisiones por criterios ideológicos y no los han integrado al trabajo y las reuniones técnicas.

Por su parte, las trabajadoras de la Fundación Integra, cuyos principales recursos provienen del Estado y que atiende a 72 mil niños en edad preescolar en zonas vulnerables de todo el país, iniciaron hoy un paro indefinido con un 85 por ciento de adhesión según el gremio.

Jessica Camusset, presidenta del Sindicato Nacional (Sinati), explicó que la medida corresponde a un insuficiente mejoramiento de remuneraciones, explicando “los 64 mil pesos que está ofreciendo la dirección ejecutiva es un incentivo al trabajo que uno realiza en los jardines infantiles. Lo que estamos pidiendo es que si el año pasado tuvimos un incremento de 70 mil pesos al año, al menos llegar un poco más arriba y necesitamos que el Gobierno se pronuncie para entregarnos un bono de unos 80 mil pesos para poder cubrir un poco las necesidades de los trabajadores”.

La dirigente advirtió que la educación de calidad que pretende el Gobierno se construye con los trabajadores y con buenos incentivos para ellos.

Los 12 mil funcionarios, que en un 99 por ciento son mujeres, decidieron iniciar la huelga a pesar de que denunciaron amenazas de represalias y descuentos en sus salarios por parte de Sergio Domínguez, director ejecutivo de la institución.

Además, la presidenta de Sinati criticó la poca sensibilidad de la primera dama Cecilia Morel, presidenta de la fundación, quien no ha concretado una reunión por falta de espacio en su agenda.


aGENCIAS

Comparte en Redes sociales

Las claves se entregan por correo debes estar inscrito en youtube

Crece incertidumbre en los empleados públicos por ola de despidos
4/ 5
Oleh