La justicia sueca decidió este miércoles reabrir una investigación por violación contra Julian Assange, fundador del sitio web WikiLeaks, que el pasado mes de julio filtró miles de documentos secretos de EEUU sobre la guerra en Afganistán.

Buscado en un primer momento por un fiscal de permanencia y exculpado horas después por un fiscal en jefe, Assange se ve de nuevo investigado por violación, después de que la directora del departamento encargado de crímenes sexuales en la Fiscalía decidió reabrir el caso.

"Hay razones para creer que se cometió un crimen. Según las informaciones disponibles actualmente, mi criterio es que la calificación de este crimen es 'violación'", explicó la fiscal Marianne Ny en un comunicado.

La fiscal afirmó que es "necesario continuar la investigación, antes de poder tomar una decisión final" sobre la suerte de Assange, ciudadano australiano de 39 años, que fue interrogado el lunes por la policía.

"Mi cliente está muy sorprendido y enojado (...) Primero lo buscan, luego anulan la decisión y ahora volvemos a la casilla de salida", declaró a la agencia sueca TT el abogado de Assange, Leif Silbersky, afirmando que "le cuesta" comprender a la fiscalía. El abogado de las presuntas víctimas, Claes Borgström, se dijo "muy contento de la reapertura de la investigación preliminar" y de que se haya tomado en cuenta su demanda.

Por otro lado, la investigación por agresión sexual contra Assange, abierta en un caso distinto, "será extendida para tomar en cuenta todas las acusaciones contenidas en el informe original de policía", de la que ahora se desprenden los cargos de "coacción sexual" y "agresión sexual", según la fiscalía.

Marianne Ny ha asumido personalmente la dirección de las nuevas investigaciones, que partieron de unas declaraciones hechas el 20 de agosto ante la policía por dos mujeres que, sin presentar una denuncia, acusaron a Assange, una de violación y la otra de agresión sexual.

Dos días antes de que estallasen estos casos, Assange dirigió a la oficina sueca de inmigración una demanda para obtener el derecho de instalarse y trabajar en Suecia. Los servicios de inmigración dijeron que la demanda no ha sido aún examinada, a la espera de recibir informaciones pendientes.

El fundador de Wikileaks siempre rechazó las acusaciones, imputándolas a una "campaña de calumnias" tal vez orquestada por el Pentágono para desprestigiar su sitio web, que filtró a la prensa en julio 77.000 documentos confidenciales sobre la guerra en Afganistán. Assange confirmó el 14 de agosto en Estocolmo que se dispone a publicar otros 15.000 documentos.

Suecia reabre el caso por violación contra el fundador de Wikileaks


La justicia sueca decidió este miércoles reabrir una investigación por violación contra Julian Assange, fundador del sitio web WikiLeaks, que el pasado mes de julio filtró miles de documentos secretos de EEUU sobre la guerra en Afganistán.

Buscado en un primer momento por un fiscal de permanencia y exculpado horas después por un fiscal en jefe, Assange se ve de nuevo investigado por violación, después de que la directora del departamento encargado de crímenes sexuales en la Fiscalía decidió reabrir el caso.

"Hay razones para creer que se cometió un crimen. Según las informaciones disponibles actualmente, mi criterio es que la calificación de este crimen es 'violación'", explicó la fiscal Marianne Ny en un comunicado.

La fiscal afirmó que es "necesario continuar la investigación, antes de poder tomar una decisión final" sobre la suerte de Assange, ciudadano australiano de 39 años, que fue interrogado el lunes por la policía.

"Mi cliente está muy sorprendido y enojado (...) Primero lo buscan, luego anulan la decisión y ahora volvemos a la casilla de salida", declaró a la agencia sueca TT el abogado de Assange, Leif Silbersky, afirmando que "le cuesta" comprender a la fiscalía. El abogado de las presuntas víctimas, Claes Borgström, se dijo "muy contento de la reapertura de la investigación preliminar" y de que se haya tomado en cuenta su demanda.

Por otro lado, la investigación por agresión sexual contra Assange, abierta en un caso distinto, "será extendida para tomar en cuenta todas las acusaciones contenidas en el informe original de policía", de la que ahora se desprenden los cargos de "coacción sexual" y "agresión sexual", según la fiscalía.

Marianne Ny ha asumido personalmente la dirección de las nuevas investigaciones, que partieron de unas declaraciones hechas el 20 de agosto ante la policía por dos mujeres que, sin presentar una denuncia, acusaron a Assange, una de violación y la otra de agresión sexual.

Dos días antes de que estallasen estos casos, Assange dirigió a la oficina sueca de inmigración una demanda para obtener el derecho de instalarse y trabajar en Suecia. Los servicios de inmigración dijeron que la demanda no ha sido aún examinada, a la espera de recibir informaciones pendientes.

El fundador de Wikileaks siempre rechazó las acusaciones, imputándolas a una "campaña de calumnias" tal vez orquestada por el Pentágono para desprestigiar su sitio web, que filtró a la prensa en julio 77.000 documentos confidenciales sobre la guerra en Afganistán. Assange confirmó el 14 de agosto en Estocolmo que se dispone a publicar otros 15.000 documentos.