Raymond Hewlett, un acusado de pederastia y sospechoso de haber secuestrado a Madeleine McCann, la niña desaparecida hace tres años en un balneario de Portugal, habría reconocido en una carta póstuma que sabe qué le pasó a la pequeña.

Según publica el diario español El Mundo, citando información de un diario británico, en una carta enviada a su hijo tras fallecer de cáncer de garganta, Hewlett reconoció que él no tuvo nada que ver con la desaparición de ´Maddie´, en mayo de 2007, en Portugal, a pesar de encontrarse en el país luso en aquella época.


Sin embargo, en la misiva asegura que sabe por qué desapareció la niña inglesa. Cuenta, según relata su hijo Wayne al diario británico, que la niña fue plagiada por una mafia gitana que se dedica a robar niños para vendérselos por altas cifras a parejas que no pueden tener hijos o que quieren adoptar.

Wayne Hewlett asegura que en cuanto leyó esa parte de la carta, quedó completamente en ´shock´. Relató que en la carta, su padre contaba cómo a un muy buen amigo suyo gitano, "se le escapó" que el secuestro de Madeleine había sido planeado por una mafia que traficaba con niños.

Asimismo, en la carta Raymond Hewlett asegura que los miembros de estos grupos elegían a los niños, los fotografiaban y les enviaban las imágenes a los futuros receptores. Si éstos aceptaban, el secuestro se llevaba a cabo.

Wayne Hewlett, a pesar de no haber tenido buena relación con su padre, afirma que "lo que cuenta en la carta tiene bastante sentido". Además, varias líneas de investigación llevaron a señalar como posible el secuestro de la niña para su posterior venta a otra familia.

Por su parte, el portavoz de la familia McCann ha emitido un comunicado agradeciendo a Wayne Hewlett que haya sacado a la luz esta información y aseguró que los detectives que llevan el caso pronto le entrevistarán para tratar de recabar nuevas pistas.


AFP

sospechoso afirma que Maddie fue raptada por gitanos traficantes de niños



Raymond Hewlett, un acusado de pederastia y sospechoso de haber secuestrado a Madeleine McCann, la niña desaparecida hace tres años en un balneario de Portugal, habría reconocido en una carta póstuma que sabe qué le pasó a la pequeña.

Según publica el diario español El Mundo, citando información de un diario británico, en una carta enviada a su hijo tras fallecer de cáncer de garganta, Hewlett reconoció que él no tuvo nada que ver con la desaparición de ´Maddie´, en mayo de 2007, en Portugal, a pesar de encontrarse en el país luso en aquella época.


Sin embargo, en la misiva asegura que sabe por qué desapareció la niña inglesa. Cuenta, según relata su hijo Wayne al diario británico, que la niña fue plagiada por una mafia gitana que se dedica a robar niños para vendérselos por altas cifras a parejas que no pueden tener hijos o que quieren adoptar.

Wayne Hewlett asegura que en cuanto leyó esa parte de la carta, quedó completamente en ´shock´. Relató que en la carta, su padre contaba cómo a un muy buen amigo suyo gitano, "se le escapó" que el secuestro de Madeleine había sido planeado por una mafia que traficaba con niños.

Asimismo, en la carta Raymond Hewlett asegura que los miembros de estos grupos elegían a los niños, los fotografiaban y les enviaban las imágenes a los futuros receptores. Si éstos aceptaban, el secuestro se llevaba a cabo.

Wayne Hewlett, a pesar de no haber tenido buena relación con su padre, afirma que "lo que cuenta en la carta tiene bastante sentido". Además, varias líneas de investigación llevaron a señalar como posible el secuestro de la niña para su posterior venta a otra familia.

Por su parte, el portavoz de la familia McCann ha emitido un comunicado agradeciendo a Wayne Hewlett que haya sacado a la luz esta información y aseguró que los detectives que llevan el caso pronto le entrevistarán para tratar de recabar nuevas pistas.


AFP