lunes, 9 de agosto de 2010

Pirómano de Las Condes ha dejado daños por unos $15 millones en edificio


Colón 5500, Las Condes. En esta dirección se emplaza un edificio de seis pisos que ha sufrido once ataques incendiarios desde el mes pasado. El último se registró la noche del sábado y se declaró en una bodegas de la Torre A.

Quienes habitan en el inmueble, descartan que los focos de incendios se deban a fenómenos paranormales. “En este caso puntual no; aquí hay una persona enferma, que está complicada psiquiátricamente”, dijo su vocera María Luisa Velasco.

Es este individuo, quien ha provocado daños millonarios, según la dirigenta. “Estamos en, por lo menos, $10 ó 15 millones en daños, si no más”, asegura.

María Luisa explica que el fuego ha dejado “mucho ollín” por lo que, “todos los departamentos, que son de paredes blancas, están grises. Está todo destruido”. Agrega: “Hemos debido tirar agua por las redes húmedas y eso ha significado daños en los pisos y en las paredes. Ha sido complicado”.

El dinero que han debido desembolsar ha sido para pagar los servicios de técnicos y albañiles.

La representante de los vecinos, además, desmintió que existan propietarios que hayan abandonado el edificio, tras la seguidilla de siniestros. Aclara que hay uno sí dejó el inmueble, pero porque sufre asma y el humo que emana del fuego le afecta. Otras personas mayores -continúa- se han ido a casas de familiares por temor a no poder escapar en caso de declararse el fuego.

La ola de incendios llevó a los vecinos de Colon 5500 a presentar una querella contra quienes resulte responsables por los ataques.

QUERELLA
Hoy, la representante de los afectados se reunieron en la Oficina de Seguridad Ciudadana con el alcalde Francisco de la Maza. En la cita, anunció que mañana presentarán una querella contra quienes resulten responsables de los hechos. El recurso será patrocinado por abogados del municipio.

Dado los hechos, la Municipalidad de Las Condes resolvió entregar ayuda sicológica a los adultos mayores del edificio. Además ya entregó un dispostivo de reacción, una suerte de botón de pánico, para dar aviso ante un eventual nuevo ataque.

Asimismo, se le ofreció a los vecinos acogerse al programa de guardias compartidos, que se enmarca dentro del programa de seguridad de la comuna y que consiste en poner a disposición de los afectados una caseta con vigilantes (estos son cofinanciados).

El pirómano "es una persona que está gozando con esto, quiere vernos asustados, que conversemos de sus ataques y que cada vez sea una acción donde se sienta superior", concluye María Luisa Velasco.


Orbe.cl

Comparte en Redes sociales

Las claves se entregan por correo debes estar inscrito en youtube

Pirómano de Las Condes ha dejado daños por unos $15 millones en edificio
4/ 5
Oleh