miércoles, 25 de agosto de 2010

La Bandera de chile


Es el símbolo que nos representa en todo el mundo. Sin embargo, la que Bandera que usamos actualmente no es la primera que se izó en el país.
Es por esta razón que, hace más de un año, la Comisión Bicentenario y el Museo Histórico Nacional, decidieron aliarse, a fin de rescatar la llamada “Bandera de la Jura de la Independencia”, aquella sobre la cual se decretara nuestra libertad definitiva. La celebración del Bicentenario ofrecía el escenario ideal para su restauración y revaloración, en homenaje al pueblo que representa en sus 200 años de vida independiente.

La tarea no fue fácil y el proyecto ambicioso. Consistía en la puesta en valor completa de la Bandera, tanto en los aspectos físicos, referidos a la restauración y conservación, como en aquellos componentes que permitirían explicar su importancia y significación. Esto requirió la elaboración de una ficha clínica para ser capaces de tomar las mejores opciones de reparación y la preparación de telas y materiales especiales. También contemplaba una exhaustiva investigación histórica y un estudio iconográfico, además del registro fotográfico y audiovisual completo de todo el proceso, junto con la construcción de una vitrina que protegiera y exhibiera la Bandera, que desde el pasado 16 de septiembre de 2009 puede ser visualizada en el Museo Histórico Nacional.

Estamos seguros que la revaloración de la Bandera de la Jura de la Independencia contribuirá a que los chilenos y chilenas entendamos la historia, tanto social como material que posee este objeto, lo que en definitiva nos permitirá abrir perspectivas que nos lleven a reconocer y evaluar una parte fundamental de nuestro pasado, cuyos significados se redefinen una y otra vez a lo largo de los años, proceso a través del cual damos forma a nuestra historia e identidad.
Bandera de la Independencia

Después de un año de trabajo, el pasado 16 de septiembre de 2009, la Bandera de la Independencia fue develada oficialmente en el Salón “La Idea de Libertad” del Museo Histórico Nacional, lugar donde es exhibida para todo público.

Con esta ceremonia se dio por finalizado un proceso de más de un año de restauración. Durante la ceremonia se destacó el arduo proceso de restauración de este símbolo patrio, y agradeció al equipo a cargo de este trabajo, y al Museo Histórico Nacional, en su rol de custodio de la bandera, “porque permitieron recuperar un emblema tan entrañable, testigo de un momento fundacional de nuestra Patria”.


“Ad portas al Bicentenario, estos símbolos nos anuncian la llegada de las Fiestas Patrias, que esta vez son Fiestas Patrias muy particulares porque van a marcar el comienzo del año del Bicentenario. Es muy importante que levantemos la mirada para visualizar el futuro de un mejor Chile para todos”, puntualizó durante el solemne acto.
Para llevar a cabo la restauración de este símbolo patrio se trabajó muy estrechamente con el Museo Histórico Nacional, que se encargó de velar por el proceso tanto desde el punto de vista técnico como de los aspectos históricos.
En este sentido, la Directora del Museo Histórico Nacional, Barbara de Vos señaló que “la restauración de la Bandera de la Independencia significa recuperar una de las piezas patrimoniales más importantes que resguarda Chile. Sin duda, representa un aporte para todos los chilenos, que van a poder conocerla y/o volverla a ver. Sobre todo para los niños y jóvenes, pues encarna los valores de libertad y búsqueda de la justicia e igualdad de los ciudadanos ante la ley, aspectos que normalmente se valoran sólo una vez que se han perdido o que han estado en riesgo. Su exhibición, es el regalo que el Museo Histórico Nacional hace a los chilenos en su Bicentenario”.

En el marco de la celebración de los 200 años de la Independencia, el Secretario Ejecutivo de la Comisión Bicentenario, Javier Luis Egaña, destacó que “este delicado procedimiento de puesta en valor es una oportunidad, además, para hablar de nuestra historia a través de la bandera, de la importancia de la conservación de nuestro patrimonio y del poder de nuestros símbolos”.

Uso de la Bandera

En el año del Bicentenario, este emblema patrio es parte fundamental de la conmemoración. Sin embargo, su correcto uso, el cual está definido mediante el decreto supremo 1534 del 18 de octubre de 1967, no simpre es conocido por toda la ciudadanía y su incumplimiento origina infracciones que se cursan en los juzgados de policía local de cada comuna.

Atendiendo esta necesidad, a continuación se presentan en términos generales, lo que la normativa indica:

* Colocarlo en posición correcta, al tope del mástil y no a media asta o en posición que lo haga ver desmedrado.
* La bandera tiene que ser enarbolada en un asta de color blanco, y en caso de contar con este elemento se puede colocar extendida en forma vertical u horizontal.
* En ambos casos, el cuadro azul debe quedar en la parte superior y la izquierda del espectador.
* En el caso de que la bandera se encuentre junto a otros extranjeros, el nacional no debe ser de tamaño inferior a los demás ni ser colocado a una altura menor. Por otra parte, se debe tener en cuenta que al ser izado y arriado, se hará en primer y último lugar, respectivamente.
* El pabellón patrio sólo debe ser puesto en los lugares y fechas que ley dispone, quedando prohibido su uso permanente los días posteriores a tan significativa actividad. Es decir, con excepción a los días 21 de mayo, y 18 y 19 de septiembre de cada año. Ninguna persona ni reunión de personas podrá usar en público y enarbolar en los edificios públicos o particulares la bandera sin la correspondiente autorización.
* En el exterior de los edificios o construcciones, la bandera se expondrá en ejemplar de tamaño proporcionado, en buen estado de conservación y limpieza.

Fuente: Biblioteca del Congreso Nacional.

Comparte en Redes sociales

Las claves se entregan por correo debes estar inscrito en youtube

La Bandera de chile
4/ 5
Oleh