sábado, 12 de marzo de 2011

El gobierno empezamos a ver el final de horas tensas


El ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, anunció que el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA) canceló la alarma de maremoto para Puerto Montt.

“La gente que evacuó las zonas costeras puede volver a sus hogares sin ningún peligro”, dijo el secretario de Estado.

De este modo, según el resumen del titular de Interior, la alarma de tsunami fue cancelada en Puerto Chacabuco (Aysén), Isla de Pascua, Bahía Paraíso (Antártica) y Puerto Williams, cuyas alarmas fueron canceladas en las primeras horas de la mañana. “Todas estas zonas se encuentran a buen resguardo”, señaló.

“No hay información de hechos desafortunados que lamentar. Lo hicimos muy bien al evacuar, hagámoslo muy bien cuando volvamos a nuestros hogares”, dijo Hinzpeter más temprano.

“Quiero felicitar el trabajo de los chilenos, la forma en que evacuaron, ha sido una evacuación histórica en todo el país. Quiero llamarlos a que en la vuelta a sus hogares mantengamos la calma”, dijo Hinzpeter, que hizo un “ultimo llamado a la paciencia” de quienes aún permanecen en zonas de seguridad. “Empezamos a ver el final de horas tensas”, sostuvo.

Sin embargo, se mantiene el estado de alarma para gran parte del borde costero del país, que en distintas zonas ha sufrido los efectos del maremoto provocado por el terremoto de Japón.

En Dichato el mar se recogió y varias olas entraron hasta las dos cuadras más cercanas a la playa, dañando embarcaciones menores y algunos locales comerciales junto a la playa.

En Constitución el oleaje se dejó sentir con fuerza, arrastrando botes, árboles y puentes de madera, principalmente en la isla Orrego. El agua también llegó a las calles de Corral, Cardenal Caro, Curanipe y Caleta Lengo, entre otras localidades, algunas de las cuales también sufrieron cortes en el suministro eléctrico.

En Talcahuano también se registraron daños en embarcaciones menores producto de las fuertes marejadas, aunque éstas no lograron superar las barreras de contención. En Penco, la Armada debió realizar un operativo para rescatar a tres personas que se encontraban en una embarcación a la deriva.

En Chiloé, en tanto, la variación de las mareas llegó hasta ocho metros, dejando una decena de naves con daños y varias a la deriva.

Pasadas las 5:30 hrs., el Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico levantó la alerta de maremoto para las costas chilenas e informó que las marejadas alcanzaron un metro en Arica, Caldera y Coquimbo, entre otros lugares.

En lugares como Valparaíso, Algarrobo, Pelluhue y Pichilemu el mar se recogió y tuvo entradas de hasta 100 metros.

Comparte en Redes sociales

Las claves se entregan por correo debes estar inscrito en youtube

El gobierno empezamos a ver el final de horas tensas
4/ 5
Oleh