sábado, 19 de marzo de 2011

7.000 mil cadáveres desbordan Japón


Las ciudades afectadas por el terremoto de magnitud 9,0 y el posterior tsunami en el noroeste de Japón de la semana pasada están viviendo una llegada masiva de cadáveres, mientras la cifra de muertos alcanzó cerca de 7.200, según la policía. Las morgues y los crematorios de las ciudades en la zona se encuentran desbordadas por la situación, agravada por la carencia de combustible para quemar los cuerpos, que se conservan con hielo seco y bolsas, informó el diarioYomiuri Shimbun, indicó DPA. Más de una semana tras el sismo no se conoce la dimensión total de los daños materiales y personales. La policía elevó hoy el número de muertos a 7.197 y los desaparecidos a más de 10.900. Con ello, se superan los 6.400 muertos del terremoto de Kobe en 1995. Además, una nueva réplica sísmica, de magnitud 6,1 en la escala de Richter, sacudió hoy el noreste de Japón, según informaron medios locales. Según el Centro Geológico de Estados Unidos, la réplica tuvo una magnitud de 5,9. De momento no se informó de daños materiales o personales. Según la agencia meteorológica se registraron 262 réplicas de magnitud 5 ó superior desde el terremoto, de las cuales tres superiores a 7,0. La agencia advirtió hoy de altas mareas, ya que la zona afectada es más vulnerable tras el terremoto que produjo el hundimiento de parte de la tierra costera. Las preocupaciones sanitarias hicieron que el gobierno de la prefectura de Miyagi aprobara los entierros sin cremación, una práctica poco común en Japón, donde sólo se entierra alrededor del 0,04% de los fallecidos, por lo que la falta de experiencia con la práctica es evidente. Las autoridades pidieron por ello ayuda a otras ciudades para acoger los cadáveres y cremarlos, aunque la falta de combustible para transportarlos dificulta también esa solución. La esperanza se desató hoy cuando los equipos de rescate encontraron hoy con vida en Miyagi a un hombre de algo más de 20 años, aparentemente sin heridas pero en estado de shock e incapaz de hablar. Los expertos en rescate afirman que el límite normal de supervivencia tras un sismo es de unas 72 horas. Sin embargo, su familia dijo después que permaneció en un centro de evacuación desde el 11 de marzo y decidió volver a su casa a limpiar, informó la agencia de noticias Kyodo. Las autoridades están construyendo alojamientos provionales para unas 387.000 personas que ahora viven en 2.200 tiendas de campaña, mientras el gobierno intenta trasladarlas lejos de la zona del desastre. Mientras, el principal líder de la oposición, el dirigente del Partido Liberal Democrático Sadakazu Tanigaki, descartó hoy una oferta del impopular primer ministro, Naoto Kan, de unirse al gobierno como viceprimer ministro y ministro a cargo de la respuesta del gobierno al terremoto y el tsunami. Kan justificó la oferta alegando su deseo de trabajar con la oposición para afrontar la "peor crisis del país desde la Segunda Guerra Mundial".

Comparte en Redes sociales

Las claves se entregan por correo debes estar inscrito en youtube

7.000 mil cadáveres desbordan Japón
4/ 5
Oleh