El meteorito de La Niña, que ha desatado incluso diluvios en el centro de Bolivia, se cobró la vida de 4 y afectó a 7.000 familias bolivianas en lo que va del año, resumió el viernes el director general de Emergencia y Auxilio de Defensa Civil, Everth Baeza.

"El reporte que tenemos es que los desastres naturales causados por el fenómeno climático de La Niña se cobró la vida de cuatro personas y dejó a 7.000 familias afectadas, de las cuales el mayor número, 2.500, se registran en el trópico de Cochabamba", detalló en declaraciones a la ABI.

Los aguaceros desatados por La Niña, maridaje de masas de agua caliente intraocéanicas y frentes fríos en la atmósfera, segaron la vida de cuatro personas: una en el departamento de Tarija (sur) y tres en Cochabamba, epicentro de las más fuertes precipitaciones los últimos días.

De acuerdo con informes de Defensa Civil, al menos 10.000 damnificados por la crecida de ríos en el central Chapare fueron evacuados a zonas de altura y refugiados en escuelas y otros emplazamientos públicos.

Dijo que Defensa Civil y las unidades militares acantonadas en la población de Chipiriri, enclavada en el corazón del Chapare, coadyuvan en la atención y ayuda humanitaria que llegará el fin de semana y que consiste en alimentos y abrigo.

El presidente Evo Morales realizará sobrevuelos el sábado a la zona crítica en el Chapare que ha quedado bajo las aguas del desbordado Río 24 de Septiembre.

Las lluvias también desbordaron cursos de agua en el Distrito 8 de la ciudad de El Alto, en el oeste del país, donde se inundaron varias viviendas por el colapso de los sumideros y los sistemas de alcantarilla.

Mencionó que también brigadistas inspeccionaron la zona del Palomar, en Río Abajo, en el extremo sur de la ciudad de La Paz, donde maquinaria pesada desplazada por la Gobernación departamental intenta salvar decenas de hectáreas de sembríos de hortalizas.

"Se observó inundaciones en algunos cultivos porque lamentablemente los comunarios sembraron al borde del Río La Paz", caudaloso estos días, apuntó la autoridad.

Cuarenta muertos a consecuencia de las lluvias en Bolivia este año


El meteorito de La Niña, que ha desatado incluso diluvios en el centro de Bolivia, se cobró la vida de 4 y afectó a 7.000 familias bolivianas en lo que va del año, resumió el viernes el director general de Emergencia y Auxilio de Defensa Civil, Everth Baeza.

"El reporte que tenemos es que los desastres naturales causados por el fenómeno climático de La Niña se cobró la vida de cuatro personas y dejó a 7.000 familias afectadas, de las cuales el mayor número, 2.500, se registran en el trópico de Cochabamba", detalló en declaraciones a la ABI.

Los aguaceros desatados por La Niña, maridaje de masas de agua caliente intraocéanicas y frentes fríos en la atmósfera, segaron la vida de cuatro personas: una en el departamento de Tarija (sur) y tres en Cochabamba, epicentro de las más fuertes precipitaciones los últimos días.

De acuerdo con informes de Defensa Civil, al menos 10.000 damnificados por la crecida de ríos en el central Chapare fueron evacuados a zonas de altura y refugiados en escuelas y otros emplazamientos públicos.

Dijo que Defensa Civil y las unidades militares acantonadas en la población de Chipiriri, enclavada en el corazón del Chapare, coadyuvan en la atención y ayuda humanitaria que llegará el fin de semana y que consiste en alimentos y abrigo.

El presidente Evo Morales realizará sobrevuelos el sábado a la zona crítica en el Chapare que ha quedado bajo las aguas del desbordado Río 24 de Septiembre.

Las lluvias también desbordaron cursos de agua en el Distrito 8 de la ciudad de El Alto, en el oeste del país, donde se inundaron varias viviendas por el colapso de los sumideros y los sistemas de alcantarilla.

Mencionó que también brigadistas inspeccionaron la zona del Palomar, en Río Abajo, en el extremo sur de la ciudad de La Paz, donde maquinaria pesada desplazada por la Gobernación departamental intenta salvar decenas de hectáreas de sembríos de hortalizas.

"Se observó inundaciones en algunos cultivos porque lamentablemente los comunarios sembraron al borde del Río La Paz", caudaloso estos días, apuntó la autoridad.