viernes, 29 de octubre de 2010

Tropas de Corea del Norte disparan contra base militar del Sur


Nuevo incidente en la frontera entre las dos Coreas, la última división que queda de la época de la Guerra Fría. Según la agencia surcoreana Yonhap, soldados norcoreanos dispararon contra una patrulla del Sur en Hwacheon, en la provincia oriental de Gangwon. Tras ser atacados, los militares surcoreanos respondieron abriendo fuego con sus armas.


Aún no se sabe si el tiroteo fue provocado, pero se produce justo después de que Corea del Norte prometiera represalias contra el Gobierno surcoreano tras negarse éste a mantener unas conversaciones militares. También tiene lugar a pocos días de la cumbre del G-20 en Seúl, que reunirá durante los próximos 11 y 12 de noviembre a los principales mandatarios del mundo en la capital surcoreana. Aunque el Ejecutivo de Seúl acaba de mandar al Norte su primer envío de ayuda humanitaria en tres años, las relaciones diplomáticas atraviesan uno de sus peores momentos por las sospechas de que Pyongyang prepare su tercer ensayo nuclear tras aclarar la sucesión de su caudillo, Kim Jong-il, por parte de su hijo menor, Jong-un.


Este capítulo es el último incidente serio en la frontera que separa a ambos países en el Paralelo 38 desde el final de la guerra civil (1950-53). Las dos Coreas permanecen divididas por una “tierra de nadie” de 240 kilómetros de largo por cuatro de ancho conocida como la “Zona Desmilitarizada”, pese a albergar la mayor concentración mundial de soldados, misiles, bombas y tanques. Al norte se sitúa el hermético y aislado régimen estalinista dirigido con puño de hierro por el “Querido Líder” Kim Jong-il, mientras que al sur prospera el capitalismo en uno de los denominados “tigres asiáticos” por su espectacular crecimiento económico. Mientras el Norte dispone de un Ejército con 1,2 millones de soldados y podría tener hasta una docena de bombas atómicas, el Sur cuenta con el apoyo de Estados Unidos, que mantiene en el país a 28.500 “marines”.


Paralelo 38, constante foco de tensión
Con la reunificación imposible a todas luces, el Paralelo 38 ha sido un constante foco de tensión. Así lo demuestran las frecuentes escaramuzas entre los soldados de ambos bandos, que tuvieron su momento culminante con el hundimiento de la corbeta surcoreana “Cheonan” en marzo, en cuyo naufragio perecieron 46 marineros.

Tras una larga investigación en la que participaron expertos de cinco países, una comisión concluyó que dicha nave había sido alcanzada por un torpedo disparado desde un submarino norcoreano, lo que Pyongyang ha negado una y otra vez.
En 1999 y en 2002 también se registraron sendos enfrentamientos navales que, en el último episodio, acabaron con seis marinos surcoreanos fallecidos en plena celebración del Mundial de Fútbol en ese país y Japón. A finales del año pasado, otra escaramuza con disparos “calentó” la gira del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, por Asia.


En julio de 2008, una turista surcoreana murió tras ser disparada por un soldado del Norte en el complejo de vacaciones del monte Kumgang, sumiendo a Pyongyang en un mayor aislamiento internacional que se agranda con cada nuevo repunte de la tensión en el Paralelo 38.


agencias

Comparte en Redes sociales

Las claves se entregan por correo debes estar inscrito en youtube

Tropas de Corea del Norte disparan contra base militar del Sur
4/ 5
Oleh