lunes, 6 de septiembre de 2010

Catorce muertos en un ataque suicida contra un centro policial


Al menos 17 personas han muerto este lunes en un atentado suicida con coche bomba contra una comisaría del noroeste de Pakistán , según el último balance ofrecido por las autoridades. El autor del ataque estampó el vehículo contra el cuartel policial de la localidad de Lakki Marwat, en la provincia de la Frontera del Noroeste.
«Nueve policías y ocho civiles han muerto», indicó el oficial de policía Asghar Islam vía telefónica. La cifra de víctimas podría ascender en las próximas horas debido a que la comisaría se derrumbó después de la explosión y los equipos de rescate aún continuaban trabajando para tratar de encontrar supervivientes bajo los escombros, agregó.

Otra fuente policial señaló que entre las víctimas hay varios niños, debido a que la explosión también afectó a un autobús escolar que pasaba en esos momentos frente al edificio de la Policía. Otras 34 personas, entre ellas 20 mujeres policías, han resultado heridas, añadió. Se trata del tercer ataque suicida perpetrado en la última semana por grupos milicianos paquistaníes vinculados a Al Qaeda y los talibán, una serie de ataques que han puesto fin a la relativa calma mantenida durante el último mes por los insurgentes, coincidiendo con las peores inundaciones de la historia del país.

Cerca de 100 personas murieron como consecuencia de los atentados suicidas perpetrados la semana pasada por los talibán paquistaníes contra dos procesiones chiíes en la ciudades de Lahore (este) y Quetta (suroeste). Los talibán paquistaníes, Tehrik-e-Taliban Pakistan (TTP), amenazaron con lanzar atentados contra los intereses de Estados Unidos y de Europa "muy pronto", un anuncio realizado dos días después de que Washington incluyera a este grupo en su listado de organizaciones terroristas extranjeras.


Reuters

Comparte en Redes sociales

Las claves se entregan por correo debes estar inscrito en youtube

Catorce muertos en un ataque suicida contra un centro policial
4/ 5
Oleh