sábado, 28 de agosto de 2010

Prosigue el éxodo masivo en el sur de Pakistán por inundaciones


El éxodo de cientos de miles de personas proseguía este sábado en el sur de Pakistán, donde nuevos diques cedieron ante la crecida del río Indo, un mes después del inicio de las inundaciones que han dejado millones de damnificados en todo el país.

"Hace exactamente un mes que las primeras inundaciones empezaron a asolar el país, pero hay nuevas regiones afectadas y un millón de desplazados más en la provincia de Sind (sur), según nuestros cálculos", escribió la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) en un comunicado.

Desde principios de agosto, "hubo siete millones de personas desplazadas tan sólo en la provincia de Sind. Un millón de ellas lo fueron en estos dos últimos días", afirmó a AFP Ghulam Ali Pasha, que dirige las operaciones de socorro en la provincia.

Cerca de la desembocadura del Indo, la ciudad de Tatta, de 300.000 habitantes, ya ha sido evacuada casi en su totalidad, constataron periodistas de AFP, después de que las aguas del río abrieran una brecha de unos 20 metros en el principal dique de la zona.

"Estamos bregando para tratar de salvar a Tatta y a otras ciudades de la zona", explicó Pasha.

Las aguas empezaron a bajar en el norte y el centro del país, que resultaron más afectados al empezar las inundaciones, pero las lluvias torrenciales persisten y el Indo alcanza niveles críticos cerca de su desembocadura.

Desde hace una semana, pueblos y ciudades del bajo valle del río, una región fértil y muy poblada, han sido progresivamente evacuados.

"En superficie, Sind es actualmente la provincia más afectada por las inundaciones", concluye la ONU.

En algunos lugares, el río, cuya anchura suele ser de unos centenares de metros, ocupa hasta 10 kilómetros desde una orilla a la otra, constataron periodistas de la AFP cerca de Tatta, en una carretera que cruzaba un lago de agua enlodada, en medio de un atasco de miles de camiones, automóviles, carros de bueyes y gente andrajosa tratando de llevar a sus rebaños hacia las colinas.

Otros responsables locales dijeron que barrios de las afueras de Tatta se habían empezado a inundar en la mañana del sábado. "Hay dos brechas más en los diques que rodean la ciudad", indicó un alto funcionario del ayuntamiento.

"Por ahora, más de 2,3 millones de personas están sin vivienda" en la región de Tatta y "necesitamos tiendas de campaña y comida", afirmó Pasha.

Cuando haya salido de la situación de emergencia, Pakistán tendrá que encarar, en los próximos meses o años, las consecuencias de la crisis humanitaria más grave de su historia. Las inundaciones cubrieron una quinta parte del país y afectaron a más de 17 millones de personas, según la ONU.

Los 1.600 muertos contabilizados hasta ahora seguramente aumentarán cuando se retiren las aguas y se descubran nuevos cadáveres, dijeron el viernes las autoridades.

Comparte en Redes sociales

Las claves se entregan por correo debes estar inscrito en youtube

Prosigue el éxodo masivo en el sur de Pakistán por inundaciones
4/ 5
Oleh