jueves, 20 de mayo de 2010

Bruselas multa con 331 millones a Samsung, Toshiba y otros fabricantes de chips


Aplica por primera vez el procedimiento de transacción, que reduce las sanciones a las compañías a cambio de que éstas reconozcan la infracción

EP

La sanción más alta corresponde a Samsung (145,7 millones de euros), mientras que Toshiba deberá pagar 17,6 millones. El resto de empresas multadas son Infineon (56,7 millones), Hynix (51,4 millones), Hitachi (20,4 millones), Mitsubishi (16,6 millones), NEC (10,2 millones), Nanya (1,8 millones). Además, Elpida, NEC y Hitachi tendrán que pagar conjuntamente una sanción adicional de 2,1 millones por el periodo en el que trabajaron en una empresa común.

El fabricante Micron también formó parte del cártel pero se libró de la multa por haber sido el primero en delatar su existencia ante el Ejecutivo comunitario. Las sanciones se han calculado teniendo en cuenta el volumen de ventas de cada empresa en el espacio económico europeo, así como el carácter muy grave y el alcance geográfico de la infracción. Ninguna de las compañías sancionadas, con la excepción de la alemana Infineon, es europea, pero todas venden sus productos en la UE.

Negociación

Por primera vez la Comisión aplicó el nuevo procedimiento de transacción, gracias al cual todas las compañías se beneficiaron de una rebaja del 10% en la sanción a cambio de reconocer voluntariamente su participación en este acuerdo ilegal y su responsabilidad y de aceptar que se aplicara un procedimiento acelerado y simplificado.

"Esta primera decisión de transacción marca una nueva etapa en la lucha que la Comisión lleva a cabo contra los cárteles. Al reconocer su participación en el cártel, las empresas han permitido a la Comisión poner fin a esta larga investigación y liberar recursos que podrá dedicar al examen de otros casos de cárteles", ha dicho el vicepresidente de la Comisión y responsable de Competencia, Joaquín Almunia.

"A medida que se aplique a nuevos casos, este procedimiento acelerará enormemente las investigaciones", ha dicho Almunia. A su juicio, este tipo de casos podrían tramitarse en menos de seis meses, frente a los varios años que duran en la actualidad.


Información confidencial

El cártel funcionó entre el 1 de julio de 1998 y el 15 de junio de 2002. Las compañías, a través de una red de corresponsales, compartían bilateralmente información confidencial para coordinar los precios de los chips de memoria DRAM.

Entre diciembre 2003 y febrero de 2006, Infineon, Hynix, Samsung, Elpida y NEC pidieron también que se les eximiera de las multas por denunciar el cártel. La Comisión tuvo en cuenta su cooperación en la investigación y les redujo la multa en un 45% (Infineon), un 27% (Hynix) y un 18% (Samsung, Elpida, NEC). Debido a circunstancias atenuantes, la sanción se redujo un 5% adicional a Hynix y un 10% a Toshiba y Mitsubishi.

Las negociaciones para alcanzar un acuerdo de transacción en este caso se llevaron a cabo a lo largo de 2009, después de que las empresas expresaran su interés en este procedimiento. Todas ellas presentaron una propuesta de transacción oficial en la que reconocieron, claramente y sin equívoco, su responsabilidad en la infracción.

Bruselas envió un pliego de cargos a las compañías en febrero reflejando las propuestas de transacción de las empresas. Todas confirmaron por escrito que su contenido reflejaba sus propuestas y que seguían interesadas en la aplicación de este procedimiento.

Comparte en Redes sociales

Las claves se entregan por correo debes estar inscrito en youtube

Bruselas multa con 331 millones a Samsung, Toshiba y otros fabricantes de chips
4/ 5
Oleh