miércoles, 20 de octubre de 2010

Padres de niño muerto en jardín exigen justicia



Los padres del pequeño Borja López que falleció ayer por asfixia al quedar encerrado por cuatro horas en un vehículo tras el descuido de la educadora parvularia Eugenia Riffo del jardín infantil “Mandarino” se manifestaron tremendamente consternados por la muerte de su hijo.

Los familiares, que retiraron el cuerpo de la víctima en el Servicio Médico Legal (SML), señalaron que están viviendo una situación muy complicada.

“Es difícil, es una situación tremendamente difícil, incomprensible. Aún hoy pareciera que no está ocurriendo, es una pesadilla de la que podríamos despertar, pero no podemos”, declaró Pablo López, el padre.

Agregó que es “tremendamente doloroso, ya no nos quedan lágrimas, es un dolor indescriptible, un vacío interior que no creo que se llene nunca”.

Carolina Ojeda, madre del menor, pidió “que se haga justicia para que no vuelva a suceder a ningún otro niño”.

Mientras que el abuelo reiteró lo sucedido ayer: “Lo fui a buscar al jardín a las 5 de la tarde, me dijeron que no había ido. Fui a la casa, le pregunté a la nana por qué no lo había mandado y me dijo ‘¡Cómo! Si lo mandé, lo retiró la tía’. Fui de nuevo al jardín y ahí lo tenían en una colchoneta tratando de reanimarlo”.

Los padres aclararon que decidieron realizar el traslado de su hijo a través de la parvularia, ya que era una forma más cercana y segura, y porque era recomendada por la dirección del establecimiento educacional.

En tanto, la alcaldesa de Huechuraba, Carolina Plaza, anunció la clausura del jardín infantil “Mandarino”.

orbe.cl

Comparte en Redes sociales

Las claves se entregan por correo debes estar inscrito en youtube

Padres de niño muerto en jardín exigen justicia
4/ 5
Oleh