viernes, 7 de julio de 2017

consejos para que tus hijos naveguen seguros por Internet


Si bien en los últimos tiempos, autoridades y educadores han hecho lo posible para que los niños y las familias naveguen con precaución, educar desde casa es fundamental para que tus hijos estén seguros y aprendan a usar bien las redes.

Si tus hijos han empezado a navegar, quizá estos  consejos puedan resultarte de ayuda.

La tecnología, mejor en familia

Dejar la tecnología en manos de los más pequeños y olvidarse de todo nunca ha sido una buena idea. Como tampoco lo es dejar que crucen solos la calle cuando todavía no tienen edad para hacerlo. En este sentido, es importante que hagas de la tecnología una herramienta para compartir en familia.

Asegúrate de que los ordenadores y tabletas que tienes en casa se encuentran en un espacio de reunión familiar. 

Sea el lugar que sea, no abandones a su suerte a tus hijos mientras navegan por las redes. Si estás cerca, te preguntarán y podrás resolver sus dudas más fácilmente.

 Habla abiertamente sobre Internet

Para cumplir correctamente unas normas, hay que conocerlas. Antes de ponernos al volante de un coche, es imprescindible conocer las reglas de seguridad vial. 

Pues en este caso pasa lo mismo. Es importante que hablés en familia cuáles son las normas básicas de seguridad a la hora de acceder a Internet.

También hay que advertir a los más pequeños de la casa de cuáles son las consecuencias de no usar las redes de la manera adecuada. Es vital, además, que sientan que estás a su lado y que pueden (y deben) preguntarte siempre que tengan una duda o se encuentren en una situación complicada. Internet también forma parte de la vida.

 Advertencias sobre contraseñas

¿A alguien se le ocurriría dejar las llaves de casa a cualquiera sin conocerlo de nada?

 Internet es un mundo basado en las contraseñas. 

Las necesitamos para todo y son la llave que nos da acceso a datos absolutamente personales: nuestro correo electrónico, las redes sociales, la mensajería, nuestras cuentas bancarias…

Hay que advertir a los pequeños de los peligros de divulgar las contraseñas.

 Y contarles que no deben proporcionarlas a nadie, más allá de a sus adultos responsables: padres o tutores. 

Además, es importante que les advirtamos de que hay que cerrar sesión si la hemos iniciado en ordenadores de fuera de casa, como en bibliotecas, cibercafés, etcétera.

 Utiliza controles y sistemas de seguridad

Como familia podes ayudar con  distintas herramientas de seguridad. 


Es importante contar con un buen antivirus y, si hay niños en casa, contratar algún servicio de control parental. Soluciones como G Data Internet Security incluyen, además de la protección antivirus para los ordenadores, un módulo de control parental.

Este sirve para que los menores puedan navegar de manera segura mediante el filtrado de contenido. Pero también para regular el tiempo que pasan conectados.

Además, si sueles navegar con Google, te recomendamos echar un vistazo a estas herramientas de seguridad. Las tienes ubicadas en la columna derecha y te servirán para regular el acceso a las redes de tus hijos.

Hay una protección para la Google Play Store con la que podrás filtrar las aplicaciones que son adecuadas para tus hijos, un filtro para excluir el contenido inadecuado en YouTube, acceso limitado a aplicaciones y juegos aprobados en Android y limitaciones para que los resultados de búsqueda en Google sean adecuados para toda la familia. Accede en cada una de estas opciones para configurar la privacidad de la navegación.

Por otra parte, si tienes hijos adolescentes, es importante que les des consejos acerca del uso de redes sociales como Facebook. Ayúdales a configurar el sistema de privacidad para que sus publicaciones solo sean visibles para su grupo de amigos. Al mismo tiempo, deberás asesorarles sobre aquello que no conviene compartir y sobre las personas con las que no deben relacionarse.

controles y sistemas de seguridad

Educa para que se comuniquen de manera adecuada

No le contamos a todo el mundo qué hacemos en cada momento. O no deberíamos. No les mostramos fotos privadas, ni las compartimos con desconocidos. O no deberíamos. Esto que nos parece tan básico para la vida, no lo es tanto a la hora de ponerse enfrente de un ordenador. No para muchos.

En este sentido, es más importante que nunca predicar con el ejemplo. Y no difundir información privada a través de las redes sociales. Esto puede extenderse a otros sistemas de comunicación online, como WhatsApp, Snapchat, Messenger.

Además, hay que educar a los pequeños para que no usen las redes para insultar, publicar imágenes de otras personas o hacer comentarios vejatorios. A la mínima sospecha, hay que actuar. Se trata de evitar males mayores. Y de convivir en las redes con el mismo clima de respeto que mantenemos en la vida real.

Niño no hables con desconocidos


Nuestra abuela no tenía la menor idea de seguridad y redes. O quizá la tenía. Y mucho. Porque, ¿a quién no le han aconsejado aquello de “no hables con desconocidos, hijo”? Pues bien, ese sabio consejo es el mismo que deberíamos dar hoy a nuestros pequeños a la hora de enfrentarse a las redes.

No hay que aceptar solicitudes de amistad de desconocidos. Ni mandarles fotos. Ni sucumbir a sus peticiones. Tampoco hay que descargar archivos adjuntos de remitentes que ignoramos. Debemos enseñar a nuestros hijos, además, a no proporcionar información privada, como números de teléfono, direcciones, DNI, etcétera.


Para ayudar a nuestros hijos a usar las redes de una manera segura no hay que abandonar nunca el apoyo sobre ellos .

 No basta con explicarles todo lo que deben hacer y olvidarse de ello. No. Como en la vida, es importante que acompañes a los niños en este proceso de aprendizaje.

Las necesidades de tu familia y las tecnologías irán cambiando irremediablemente. Por eso es importante seguir dialogando acerca de los peligros de las redes, adaptar las normas a la edad de cada niño y hablar del tema de una manera natural y regular.

Previous Post
Next Post

post written by:

0 comentarios: