Kristina Michelle Brown, de 23 años, confesó haber tenido relaciones íntimas con su gato y luego intentar asesinar a su vecino de 72, Elmer Morrison, por haberle "contado a todos".
Cuando la Policía interrogó a la joven zoofílica, ella respondió: "Tuve relaciones sexuales con mi gato y todo el mundo lo sabe."

Según la Policía de Oklahoma City, Estados Unidos, Kristina se paró frente a la casa de Elmer con un cuchillo en la mano y le gritó "¿quieres morir?". Por su parte, Elmer aseguró no saber nada sobre las "travesuras sexuales" que su vecina hacía con su mascota.

agencias 

Publicar un comentario

 
Top