El dueño de un local en San Diego, Estados Unidos, fue filmado por una cámara de seguridad de su local, mientras se tocaba los genitales. Dos empleados hicieron capturas del video para escracharlo. "El queso blanco de la pizza sabía a cloro", dijo uno de los clientes.

 
A pesar de la imágenes que lo muestran masturbándose en una silla, el dueño de la pizzerìa, Giusepp Scire, no se hace cargo y dice que está siendo víctima de "acoso" por internet. Lo cierto es que la foto se volvió muy viral en las redes sociales y el hombre quedó escrachado para siempre. Seguramente el miedo a perder clientes lo llevó a desmentir lo que es evidente: se estaba tocando sus partes íntimas.
El establecimiento en San Diego llamado Jersey Joe's Pizzeria enseñó orgulloso su registro de sanidad, el cual tiene calificación de "A".

 Pero eso no significa nada, ya que el hombre después de satisfacerse puede limpiar el resultado o bien utilizarlo para condimentar la masa. "El queso blanco de la pizza sabía a cloro", dijo uno de los clientes. El afectado señaló que despidió a los dos empleados que lo pretenden ensuciarlo. "Gracias al hombre relajado que me atendió", manifestó otro.

agencias 

Publicar un comentario

 
Top