WHAT'S NEW?
Loading...

Siria lanzan la mayor ofensiva contra opositores en Damasco


DAMASCO. ANSA, AFP, DPA Y EFE - 16/07/12

El ejército sirio recrudeció ayer sus bombardeos contra el feudo opositor de Homs e irrumpió con tanques en el barrio de Al Tadamun en Damasco, según los grupos opositores, que denunciaron una de las más feroces ofensivas militares en la capital del país desde el inicio de la revuelta, hace casi un año y medio. En total, en todo el país hubo ayer unos 60 muertos.

Activistas sirios informaron ayer de redadas y disparos contra opositores al régimen de Bashar al Assad en varios barrios de la capital, Damasco. Al parecer, las operaciones del ejército se concentraron en los barrios de Al Tadamun y Kabr Atika. Este ataque ha provocado miles de desplazados y decenas de heridos, así como el corte de la carretera que conduce al aeropuerto internacional.

Según los Comités de la Coordinación Local (CCL), en total 46 personas fallecieron en todo el país debido a las acciones represoras de las tropas gubernamentales, mientras que el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos documentó la muerte de unas 60 personas, la mayoría civiles, y de 18 miembros de las fuerzas del régimen. La mayor parte de las muertes se registraron en la provincia de Homs.

Según fuentes de la oposición al régimen de Al Assad, los de ayer fueron los enfrentamientos más duros cercanos a la capital siria desde que comenzaron las protestas contra el régimen, en marzo de 2011.

El conflicto armado en Siria ha alcanzado tal amplitud y gravedad que puede considerarse como una guerra civil , advirtió ayer el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que mantiene sus operaciones humanitarias en el terreno.

El derecho humanitario internacional otorga a las partes de un conflicto el derecho de usar la fuerza apropiada para lograr sus objetivos. Pero los ataques a civiles y el maltrato o muerte de detenidos pueden constituir crímenes de guerra. “Ya estamos hablando de un conflicto armado no internacional en el país”, señaló el portavoz Hicham Hassan en Ginebra.

Esos acontecimientos se producen después de la masacre cometida el pasado jueves en la población de Tremeseh, en el centro del país, que causó la muerte a más de 200 personas, según la oposición.

El portavoz de la cancillería siria, Yihad Maqdisi, explicó la versión de las autoridades sirias sobre ese suceso, y aseguró que los militares lanzaron una operación sin usar armas pesadas como tanques, artillería y helicópteros contra grupos terroristas. Mientras, en El Cairo, varios grupos de la oposición siria concluyeron ayer una reunión que duró dos días para avanzar en una “hoja de ruta” ante una eventual transición en el caso de que finalmente caiga Al Assad.

“El ataque de Tremeseh al parecer tuvo como objetivo grupos y casas específicos, principalmente de desertores del ejército y activistas . Había charcos y salpicaduras de sangre en varias de las casas, y también casquillos de balas”, señaló el sábado la Misión de Observación de la ONU en Siria (UNSMIS) en un comunicado distribuido en la sede de Naciones Unidas en Nueva York.

Se estima que en 15 meses de conflicto, más de 16.000 personas han muerto en Siria , los civiles que necesitan ayuda humanitarias son más de 1,5 millones y los refugiados en países vecinos superan los 100.000.