aeropuerto londinense de Heathrow, que recibe más tráfico internacional de pasajeros que cualquier otro aeropuerto en el mundo y cuenta con cinco terminales, ha puesto en funcionamiento uno de los medios de transporte más innovadores de las últimas décadas. Un pequeño vehículo que se desplaza sobre cuatro ruedas a una velocidad de 40 kilómetros por hora, es eléctrico, por lo que no emite gases contaminantes, y viaja sin necesidad de conductor físico.

Este transporte usa pistas elevadas exclusivas, evitando toda forma de control de tráfico, y se trasladará con un intervalo de 30 segundos con hasta cuatro pasajeros y sus valijas entre la terminal principal de Heathrow y la número cinco. El vehículo está en constante comunicación con un centro de control, pero opera de manera autónoma utilizando sensores láser. También hay un mecanismo de seguridad basado en un sistema láser para evitar que los vehículos colisionen.

Fraser Brown, director de la compañía ULTra PRT (Urban Light Transport Personal Rapid Transport, en inglés) que opera en el aeropuerto londinense de Heathrow, explicó: "Tiene una experiencia personal con tal vez cuatro o cinco personas en un vehículo y te lleva de un punto a otro, y te lleva adonde quieres ir y no donde el autobús o el tren te llevan".

Los vehículos incorporan cuatro baterías de 45Ah y 48 voltios que se recargan entre paradas y son recicladas cuando ya no se utilizan. Son relativamente ligeros y están construidos con plástico ABS, cristal acrílico y acero.

Agencias

Publicar un comentario

 
Top