inspirados en la conmovedora historia del Patito Feo y conscientes de la importancia de la conservación del medio ambiente, algunos artistas saben como convertir deshechos que afean el paisaje cotidiano en elementos con alto valor estético. Para ellos el reciclaje es sinónimo de arte.

A la sombra de la basura

Los artistas británicos Tim Noble y Sue Webster saben como transmutar los desechos en sombras de contornos perfectamente definidos. Muchas de sus piezas surgen de cúmulos de basura sobre los que enfocan una luz. Como resultado, la sombra proyectada por la basura sobre una pared adquiere los contornos de figuras humanas, animales y hasta de los mismos artistas.

Van Gogh y Marylin Monroe reciclados

El artista francés Bernard Pras sorprende con una propuesta fresca consistente en reproducir obras de arte previamente reconocidas o emblemáticas a partir de desperdicios de nuestra sociedad de consumo. Su colección se compone de obras de temática diversa: desde obras de perfil más clásico, como los retratos de Luis XIV, Van Gogh o Mao Tse Tung a personajes mundialmente famosos como Marilyn Monroe y Einstein. Pras también crea representaciones de geishas y de animales.

Utensilios domésticos en acción

Sayaka Kajita Ganz, una escultora japonesa de 33 años afincada en EE. UU. reutiliza con fines artísticos materiales y objetos que la gente tira a la basura. Con miles de cucharas de plástico, cuchillos y tenedores, esta mujer crea su pequeño parque zoológico: un perro, un águila, un pez o un conjunto de caballos al galope. Algunas de las muestras son tan complejas que Ganz puede tardar hasta nueve meses en 'darlas a luz'.

agencias

Publicar un comentario

 
Top