LONDRES.- La ola de violencia que sacude al Reino Unido en los últimos días se agravó hoy tras conocerse que hubo una primera víctima como consecuencia de los disturbios y los enfrentamientos, mientras las autoridades redoblan sus esfuerzos para combatir el problema.

En el cuarto día de protesta, el primer ministro británico, David Cameron,aseguró que se hará "todo lo necesario" para restaurar el orden en Londres y otras ciudades del Reino Unido. En ese sentido, anunció que se desplegarán 16.000 agentes en las calles la capital inglesa para controlar la ola de disturbios a la que calificó de "delincuencia pura y simple", que debe ser "enfrentada y derrotada".

Cameron interrumpió ayer sus vacaciones veraniegas y reunió hoy a su gabinete de crisis para hacer frente a una ola de violencia en la que los últimos tres días se han producido más de 450 detenciones en Londres por incendios, saqueos y destrozos de propiedades.

Además, Scotland Yard publicó en su página web fotografías de distintos sospechosos de participar en los altercados de Londres y pidió la colaboración ciudadana para identificarlos.

En los próximos días, la policía publicará más imágenes captadas por las cámaras de videovigilancia ubicadas en las calles de Londres, y espera aumentar el número de detenidos.

El Departamento de la Policía Metropolitana de Londres emplazó a miles de agentes más en las calles y decenas de policías recorrían el área de Canning Town, en el oriente de la capital, mientras otros agentes buscaban potenciales focos de disturbios. Sin embargo, el Departamento reconoció que no podía garantizar un alto a la violencia.

En tanto, una organización ultraderechista advirtió que un millar de sus miembros en el país tomará las calles para disuadir a los saqueadores. "Vamos a detener los disturbios; la policía evidentemente no puede'", advirtió Stephen Lennon, líder de la Liga de la Defensa Inglesa.

En Londres, la Policía ha realizado cerca de 525 arrestos y decenas de personas han sido detenidas en otras ciudades. Las autoridades anunciaron el martes que los policías podrán emplear balas de goma como ``una de las tácticas'' para contener los disturbios.

La Policía agregó que vigila los mensajes de la red social Twitter y advirtió que quienes publiquen mensajes que inciten a la violencia podrían ser arrestados.

Un muerto por la ola de violencia. Un hombre de 26 años, herido de bala durante los disturbios que sacudieron Londres el lunes por la noche, falleció por la gravedad de las lesiones, anunció la policía. Se trata del primer muerto desde que estalló una ola de violencia en la capital británica el pasado fin de semana.

Audio: El informe de Elisabetta Piqué, corresponsal de LA NACION en Londres (LN Radio)




00:00
/
00:00

La noticia se conoce horas depués de que diversos grupos de jóvenes violentos tomaran esta madrugada las calles de varias ciudades de Inglaterra como Liverpool, Manchester, Nottingham, Leeds, Bristol y Birmingham, que hoy cuantifican los daños ocasionados por unos disturbios iniciados en Londres.

En Ealing, un hombre de 60 años resultó herido de gravedad luego de ser golpeado por una patota.

En Birmingham, la policía de West Middlands detuvo a un centenar de personas después de que grupos de jóvenes arrasaran la zona comercial y destrozaran y saquearan los locales. En esa ciudad, unos encapuchados prendieron fuego a una comisaría.

La policía de Manchester, al norte del país, recibió llamadas que denunciaban daños producidos a vehículos, mientras en Liverpool unas 200 personas con pasamontañas o capuchas provocaron altercados.


Más de 200 personas fueron arrestadas; autos policiales, tiendas, edificios y autobuses fueron incendiados y se saquearon diversos comercios. Foto: AP
Foto 1 de 10

Más de 200 personas fueron arrestadas; autos policiales, tiendas, edificios y autobuses fueron incendiados y se saquearon diversos comercios. Foto: AP

En Bristol, en el sur de Inglaterra, estallaron brotes de violencia en los que participaron alrededor de 150 individuos, y la policía urgió a los ciudadanos a permanecer alejados del centro y las calles principales.

El cuerpo policial del condado de Nottinghamshire, al centro de Inglaterra, informó del ataque sufrido por una comisaría durante la madrugada y de otro incidente en el que los manifestantes incendiaron un contenedor con un centenar de neumáticos en plena calle.

En ese área del Reino Unido, los agentes tuvieron que enfrentarse a "varios altercados esporádicos" y detuvieron a un adolescente de 16 años y a un joven de 20, según los últimos datos.

La comisaría de Nottingham también fue blanco de ataques, y unos 40 vehículos privados resultaron dañados y ventanas destrozadas por un grupo de violentos, que también trataron de forzar unos grandes almacenes.

En el condado de Kent, al sur de Londres, al menos 10 personas fueron detenidas en Medway por su implicación en episodios de vandalismo y los agentes alertaron de varios incendios en esa zona, supuestamente provocados por un grupo de unos 15 individuos.

La actual ola de violencia comenzó en el humilde barrio de Tottenham, al norte de Londres, cuando una pequeña marcha pacífica de protesta por la muerte de un joven por disparos de la policía derivó anteayer en graves disturbios.

Mark Duggan, de 29 años, se encontraba en un taxi cuando fue alcanzado por los disparos de la policía en un suceso en el que un agente resultó herido y que es investigado por una comisión independiente.

Los disturbios se fueron propagando en las dos noches siguientes a otros barrios de Londres del sur y del este de la capital hasta alcanzar esta madrugada a otras ciudades inglesas.



Ver London riots / UK riots: verified areas en un mapa más grande.
Agencias EFE, AFP, AP y ANSA

Intentan contener la ola de violencia en Gran Bretaña




LONDRES.- La ola de violencia que sacude al Reino Unido en los últimos días se agravó hoy tras conocerse que hubo una primera víctima como consecuencia de los disturbios y los enfrentamientos, mientras las autoridades redoblan sus esfuerzos para combatir el problema.

En el cuarto día de protesta, el primer ministro británico, David Cameron,aseguró que se hará "todo lo necesario" para restaurar el orden en Londres y otras ciudades del Reino Unido. En ese sentido, anunció que se desplegarán 16.000 agentes en las calles la capital inglesa para controlar la ola de disturbios a la que calificó de "delincuencia pura y simple", que debe ser "enfrentada y derrotada".

Cameron interrumpió ayer sus vacaciones veraniegas y reunió hoy a su gabinete de crisis para hacer frente a una ola de violencia en la que los últimos tres días se han producido más de 450 detenciones en Londres por incendios, saqueos y destrozos de propiedades.

Además, Scotland Yard publicó en su página web fotografías de distintos sospechosos de participar en los altercados de Londres y pidió la colaboración ciudadana para identificarlos.

En los próximos días, la policía publicará más imágenes captadas por las cámaras de videovigilancia ubicadas en las calles de Londres, y espera aumentar el número de detenidos.

El Departamento de la Policía Metropolitana de Londres emplazó a miles de agentes más en las calles y decenas de policías recorrían el área de Canning Town, en el oriente de la capital, mientras otros agentes buscaban potenciales focos de disturbios. Sin embargo, el Departamento reconoció que no podía garantizar un alto a la violencia.

En tanto, una organización ultraderechista advirtió que un millar de sus miembros en el país tomará las calles para disuadir a los saqueadores. "Vamos a detener los disturbios; la policía evidentemente no puede'", advirtió Stephen Lennon, líder de la Liga de la Defensa Inglesa.

En Londres, la Policía ha realizado cerca de 525 arrestos y decenas de personas han sido detenidas en otras ciudades. Las autoridades anunciaron el martes que los policías podrán emplear balas de goma como ``una de las tácticas'' para contener los disturbios.

La Policía agregó que vigila los mensajes de la red social Twitter y advirtió que quienes publiquen mensajes que inciten a la violencia podrían ser arrestados.

Un muerto por la ola de violencia. Un hombre de 26 años, herido de bala durante los disturbios que sacudieron Londres el lunes por la noche, falleció por la gravedad de las lesiones, anunció la policía. Se trata del primer muerto desde que estalló una ola de violencia en la capital británica el pasado fin de semana.

Audio: El informe de Elisabetta Piqué, corresponsal de LA NACION en Londres (LN Radio)




00:00
/
00:00

La noticia se conoce horas depués de que diversos grupos de jóvenes violentos tomaran esta madrugada las calles de varias ciudades de Inglaterra como Liverpool, Manchester, Nottingham, Leeds, Bristol y Birmingham, que hoy cuantifican los daños ocasionados por unos disturbios iniciados en Londres.

En Ealing, un hombre de 60 años resultó herido de gravedad luego de ser golpeado por una patota.

En Birmingham, la policía de West Middlands detuvo a un centenar de personas después de que grupos de jóvenes arrasaran la zona comercial y destrozaran y saquearan los locales. En esa ciudad, unos encapuchados prendieron fuego a una comisaría.

La policía de Manchester, al norte del país, recibió llamadas que denunciaban daños producidos a vehículos, mientras en Liverpool unas 200 personas con pasamontañas o capuchas provocaron altercados.


Más de 200 personas fueron arrestadas; autos policiales, tiendas, edificios y autobuses fueron incendiados y se saquearon diversos comercios. Foto: AP
Foto 1 de 10

Más de 200 personas fueron arrestadas; autos policiales, tiendas, edificios y autobuses fueron incendiados y se saquearon diversos comercios. Foto: AP

En Bristol, en el sur de Inglaterra, estallaron brotes de violencia en los que participaron alrededor de 150 individuos, y la policía urgió a los ciudadanos a permanecer alejados del centro y las calles principales.

El cuerpo policial del condado de Nottinghamshire, al centro de Inglaterra, informó del ataque sufrido por una comisaría durante la madrugada y de otro incidente en el que los manifestantes incendiaron un contenedor con un centenar de neumáticos en plena calle.

En ese área del Reino Unido, los agentes tuvieron que enfrentarse a "varios altercados esporádicos" y detuvieron a un adolescente de 16 años y a un joven de 20, según los últimos datos.

La comisaría de Nottingham también fue blanco de ataques, y unos 40 vehículos privados resultaron dañados y ventanas destrozadas por un grupo de violentos, que también trataron de forzar unos grandes almacenes.

En el condado de Kent, al sur de Londres, al menos 10 personas fueron detenidas en Medway por su implicación en episodios de vandalismo y los agentes alertaron de varios incendios en esa zona, supuestamente provocados por un grupo de unos 15 individuos.

La actual ola de violencia comenzó en el humilde barrio de Tottenham, al norte de Londres, cuando una pequeña marcha pacífica de protesta por la muerte de un joven por disparos de la policía derivó anteayer en graves disturbios.

Mark Duggan, de 29 años, se encontraba en un taxi cuando fue alcanzado por los disparos de la policía en un suceso en el que un agente resultó herido y que es investigado por una comisión independiente.

Los disturbios se fueron propagando en las dos noches siguientes a otros barrios de Londres del sur y del este de la capital hasta alcanzar esta madrugada a otras ciudades inglesas.



Ver London riots / UK riots: verified areas en un mapa más grande.
Agencias EFE, AFP, AP y ANSA